Si eres de esas personas que mira con cierto recelo, pereza o simple indiferencia todo lo que sucede en el mundo online; si por una razón u otra te resistes a digitalizar tu proyecto social, entonces este artículo es para ti.